Leave a comment
Two caucasian athletes warming up on treadmill in gym

Source: Drazen Lovric / Getty

Al hacer ejercicio, aumentan los niveles de una hormona que no solo ayudaría a quemar grasa, ¡sino que prevendría que se forme más en el futuro! Ese maravilloso descubrimiento corresponde a un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Florida y publicado en la revista científica American Journal of Physiology – Endocrinology and Metabolism en julio de este año.

Irisina
Ese es el nombre de la hormona responsable, que fue descubierta en 2012 por un profesor de Harvard, según Medical News Today. La irisina aumentaría la actividad de ciertos genes y proteínas fundamentales para convertir grasa blanca en marrón. ¿Y por qué es positivo eso? La marrón es la grasa “buena”, ya que quema más calorías adicionales que el ejercicio solo. En otras palabras, la hormona aumentaría la capacidad del cuerpo para quemar grasa.

Además, la irisina reduciría el depósito de grasa en el cuerpo, al dificultar el proceso que transforma células madre en células adiposas (es decir, que almacenan grasa). En cambio, ayudaría a transformar esas células madre en aquellas que forman hueso, se explica en el sitio mencionado.

A futuro
Los hallazgos de este estudio confirman conclusiones de investigaciones previas, que indican que la irisina podría ser de gran utilidad para ayudar a personas que sufren de obesidad y de diabetes tipo 2. Así, los efectos beneficiosos de la hormona podrían convertirse en terapias en el futuro, dice Li-Jun Yang, quien llevó adelante el estudio.

Sin embargo, la viabilidad de un tratamiento de ese tipo es incierta, por lo que podría no suceder en el futuro cercano. En cambio, Yang recomienda hacer ejercicio para aprovechar el potencial impacto positivo de la irisna en la salud.

Es hora de ponerte en movimiento.

Antes de realizar cambios en tu estilo de vida o en tu rutina de ejercicios, consulta a tu médico de confianza.

comments – Add Yours