President Trump Meets With Members Of Congress In The White House Cabinet Room

Mark Wilson

 (CNN) El Gobierno de Donald Trump se prepara para implementar otro conjunto de restricciones a la inmigración legal, citando el impacto de la pandemia de coronavirus, incluso cuando defiende la reapertura de la economía estadounidense, según fuentes familiarizadas con las deliberaciones.

A pesar de un impulso del presidente Donald Trump para superar la pandemia, el gobierno continúa promoviendo medidas de inmigración, citando el brote y su costo en la economía.

Una de las figuras clave detrás del impulso para limitar la inmigración es Stephen Miller, el principal asesor sobre inmigración de Trump y el arquitecto de la agenda inmigratoria de línea dura del presidente. En abril, Trump firmó un decreto que prohibía cierto tipo de inmigración a EE. UU. después de amagar con una prohibición total de la inmigración al país. Trump argumentó que la orden era necesaria para proteger los empleos estadounidenses.

En el contexto de la pandemia de coronavirus, la administración ha seguido adelante con una serie de medidas de inmigración que, antes del coronavirus, habían batallado para abrirse paso. Entre esos cambios está el cierre de la frontera sur a los migrantes, incluidos los que buscan asilo, a menos que se cumplan ciertas condiciones.

Después de la proclamación del presidente en abril, Miller lanzó la medida como un primer paso para reducir el flujo de inmigrantes que ingresan a Estados Unidos. Esa proclamación estableció plazos para su revisión, uno de los cuales se acerca este fin de semana, y dejó la posibilidad abierta para su extensión o modificación.

Se espera que el argumento económico se utilice nuevamente para una expansión anticipada o un nuevo decreto de inmigración. Si bien Trump ha destacado las cifras recientes de empleos, las cifras de desempleo siguen siendo altas, aunque las empresas han dicho en una serie de cartas al presidente que la inmigración continua es importante para la recuperación económica.

Grupos de interés, empresas y expertos están luchando contra cualquier restricción nueva y sostienen que las visas que permiten a los inmigrantes trabajar temporalmente en Estados Unidos son de suma importancia para la economía.

Para continuar leyendo este artículo de CNN, haz click aquí.