Leave a comment

policia-de-los-angeles_138005650651___190x143

Por GREG RISLING

LOS ANGELES (AP) — Más de 120 personas vinculadas con pandillas callejeras leales a la Mafia Mexicana han sido encausadas por varios cargos de confabularse para delinquir, armas de fuego y narcóticos, mientras las autoridades tratan de desarticular la sección de California de la tristemente célebre pandilla carcelaria.

Cientos de policías se desplegaron en todo el sur de California el martes para los arrestos, como parte de la Operación Smokin’ Aces. Un total de 129 personas han sido encausadas por jurados de instrucción locales y federales por delitos como asesinato, narcotráfico y extorsión.

La Mafia Mexicana exigió y recibió pagos de pandillas en el condado de Orange a cambio de tener la libertad de cometer delitos en vecindarios principalmente hispanos, según documentos presentados al tribunal. Las pandillas que se negaron fueron incluidas en listas que con frecuencia llevaron a violentas represalias.

Incluso los que parecían tener un papel significativo en las pandillas se vieron en problemas. El acusado Raúl González Hernández fue colocado en una lista de los llamados “caramelos duros”, lo que significaba que estaba condenado a muerte. Hernández recibió una golpiza de otros pandilleros de la Mafia Mexicana en noviembre de 2011 por irrespetar a un miembro en el Condado Orange e infringir normas de la dirección de la organización, según los documentos del tribunal.

Otros no salieron tan bien parados. Ramón Alvarez, acusado de confabulación para delinquir, supuestamente autorizó a otro pandillero a matar a una persona en diciembre de 2011. No estaba claro si el otro pandillero fue acusado del asesinato.

La facción de la Mafia Mexicana en Orange está dirigido por Peter Ojeda, según el encausamiento. Ojeda no fue encausado el martes pero espera un juicio por otro caso de confabulación para delinquir presentado en 2011. Los que hablaban mal de Ojeda también fueron objeto de represalias violentas, dijeron las autoridades. Documentos del tribunal indican que una mujer que asesinada en México el año pasado porque “hablaba irrespetuosamente” de Ojeada.

También fueron encausadas las novias y esposas de presos y pandilleros, que según las autoridades eran mensajeras y traficantes de la Mafia Mexicana. Una de las acusadas, Gloria Aguilar Vargas, está acusada de enviar dos tarjetas de felicitación con heroína a pandilleros en la cárcel. Kimberly Silva Cox supuestamente envió tarjetas con metanfetamina a la cárcel del Condado Orange, pero varias veces fueron interceptadas.

Las autoridades decomisaron 22 libras de metanfetamina, una libra y media de heroína,3 libras de cocaína y comprar 67 armas de fuego haciéndose pasar por clientes como parte de la investigación.

comments – add yours
×