Leave a comment

La mantequilla de maní tiene grandes propiedades de las que nos podemos beneficiar. Muchas personas evitan comerla porque piensan que es demasiado grasosa o que engorda, pero se están perdiendo de sus bondades.

 Precisamente uno de sus beneficios es que proporciona una sensación de saciedad con tan sólo una pequeña cantidad, lo que ayuda aún más cuando estamos haciendo dieta porque controla la ansiedad. Además contiene grandes cantidades de fibra, proteínas, vitamina E y hierro.

 Las personas que buscan ganar masa muscular, también deben pensar en la mantequilla de maní debido a su gran contenido calórico pueden venir bien para ganar volumen, pero hay que cuidar las cantidades.

Hay muchas formas de consumir este delicioso alimento: con frutas, avena e incluso para preparar batidos de frutas. Sin olvidar que existen cientos de recetas que se pueden cocinar con ella, desde galletas hasta crear aderezos para las ensaladas.

La mantequilla de maní es muy fácil de preparar y si la haces tú misma, puedes controlar los azúcares añadidos y hacer de ella un alimento todavía más saludable.

Tiempo de preparación: 10 minutos.

 Ingredientes

•    400g o 2 tazas de cacahuetes o maní

•    1 cdta. de vainilla líquida

Preparación

1. Precalienta el horno a 180°C y pon los cacahuetes en una bandeja de horno bien extendidos, durante 8-10 minutos sin dejar que se quemen.

2. Retira del horno y deja refrescar antes de llevar al procesador.

3. Tritura durante unos 5 minutos con la vainilla. Durante este tiempo deberás parar de vez en cuando y con ayuda de una cuchara ir moviendo la harina que se forma antes de convertirse en mantequilla.

4. Sirve en un frasco de buen cierre y conserva en la nevera.

comments – Add Yours