Leave a comment
Mother breastfeeding baby girl (2-4 months) outdoors, mid section

Source: Thomas Jackson / Getty

Seguro ya habrás escuchado que alimentar a los bebés con leche materna puede ser bueno para su salud. Pero, ¿sabías que también podría volverlos más inteligentes cuando ya sean adultos?

La lactancia, a largo plazo

Para saber más sobre los efectos a largo plazo de amamantar a los infantes, investigadores de Brasil analizaron a casi 6,000 bebés nacidos en el año 1982, “siguiéndolos” durante tres décadas. De ellos, casi 3,500 aceptaron la invitación a ser entrevistados y a hacerse exámenes de coeficiente intelectual cuando ya tenían alrededor de 30 años.  

Así, se vio que aquellos que habían recibido la leche de sus madres resultaron ser más inteligentes, habían pasado más tiempo estudiando y ganaban más dinero que los que se habían alimentado de otro modo.

¿Un detalle importante? Mientras más tiempo se habían alimentado así (hasta los 12 meses), mayores parecían ser los beneficios, como explica el estudio publicado en la revista científica The Lancet.

“Nuestra investigación brinda la primera evidencia que la alimentación prolongada con leche materna no solo aumenta la inteligencia al menos hasta los 30 años de edad, pero que también tiene un impacto en los niveles individual y de la sociedad, mejorando la habilidad de aprendizaje y los logros educacionales”, explicó el investigador líder Bernardo Lessa Horta, de la Universidad de Pelotas.

Lo llamativo de este estudio es que, en la población analizada, la lactancia no era más común entre las madres más educadas o de altos ingresos, sino que estaba distribuida a través de todas las clases sociales. “Investigaciones previas realizadas en países desarrollados habían sido criticadas por la falta de discernimiento entre los efectos del amamantamiento y los de las ventajas socioeconómicas, pero nuestro trabajo aborda esta cuestión por primera vez”, agregó el experto.

Entonces, ¿sería bueno que más madres den pecho a sus bebés? Lessa Horta opina que sí. “Las sociedades y los gobiernos deberían ponerse en acción para promover la lactancia, y esas acciones deberían estar adaptadas para cada país, según los factores relacionados con la corta duración de la lactancia en cada sitio”, sugirió en entrevista con News Medical.

 

comments – Add Yours