Memorial Service to Honor John Lewis at the US Capitol

Source: Scott Applewhite/POOL/CNP/startraksphoto.com / WENN

Telemundo Noticias .- Nancy Pelosi y Chuck Schumer, los principales líderes demócratas en la Cámara de Representantes y el Senado de Estados Unidos, apoyarán que se use el reducido paquete de ayuda para el COVID-19 de 908,000 millones de dólares elaborado por un grupo bipartidistas de legisladores, como base para un acuerdo final.

La propuesta proporcionaría a los estadounidenses elegibles 300 dólares adicionales en pagos por desempleo y ampliaría la ayuda a los gobiernos locales con problemas de liquidez, además de brindar apoyo a las pequeñas empresas, los sistemas de tránsito y las aerolíneas.

El apoyo de los demócratas renueva la esperanza de que el Congreso apruebe la ayuda antes de que finalice 2020.

Pelosi y Schumer instaron al líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, a considerar la propuesta. Ambos demócratas habían estado presionando por un paquete el doble de grande.

En una declaración conjunta, los líderes demócratas dijeron: “Si bien el lunes hicimos una nueva oferta al líder McConnell y al líder McCarthy, con un espíritu de compromiso creemos que el marco bipartidista presentado ayer por los senadores debería utilizarse como base para las negociaciones bicamerales y bipartidistas de inmediato”.

“Por supuesto, nosotros y otros ofreceremos mejoras, pero la necesidad de actuar es inmediata y creemos que con negociaciones de buena fe podríamos llegar a un acuerdo”, agregaron.

El apoyo de los demócratas ejerce presión sobre McConnell para que regrese a la mesa de negociaciones, ya que los legisladores de ambos partidos están ansiosos por obtener algún tipo de alivio antes abandonar Washington para las vacaciones, lo que deja solo unos días para que el Congreso llegue a un acuerdo.

Hasta ahora, McConnell ha indicado que prefiere mantener el gasto del coronavirus más cerca de la propuesta anterior del Partido Republicano, de 550,000 millones, y ha dicho que planea adjuntar cualquier acuerdo a un proyecto de ley de financiación del Gobierno antes de la fecha límite del 11 de diciembre, para evitar un cierre.

El plan bipartidista presentado el martes fue apoyado por varios senadores moderados, incluidos los senadores Joe Manchin, demócrata por Virginia Occidental, Mark Warner, demócrata por Virginia, Susan Collins, republicana por Maine, Lisa Murkowski, republicana por Alaska, y Bill Cassidy, republicano por Louisiana, entre otros.

La propuesta no incluye otro cheque de $1,200

La propuesta incluye protecciones de responsabilidad para las empresas que permanecen abiertas durante la pandemia, una disposición a la que Pelosi y Schumer se han opuesto en el pasado.

El paquete excluye otra ronda de los pagos directos de 1,200 dólares, como los que se enviaron bajo la Ley CARES, en marzo.

Si bien la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany, dijo el miércoles que el alivio del estímulo era una “prioridad política” para la Administración Trump, no está claro qué estará dispuesto a apoyar el presidente saliente en las últimas semanas de su mandato.

McConnell dijo el martes que estaba trabajando con la Casa Blanca para ver qué firmará el presidente.

El congresista demócrata por Nueva York Josh Gottheimer y el republicano por Nueva Jersey Tom Reed, el dúo bipartidista que ayudó a elaborar el plan, agradecieron a Pelosi y Schumer, y calificaron su apoyo como “un paso muy necesario en la dirección correcta”.

“Agradecemos a la presidenta (de la Cámara Baja) Pelosi y al líder Schumer por reconocer la necesidad crítica de un paquete de ayuda de emergencia bipartidista y bicameral por el COVID-19 “, dijeron.