President Trump Signs Criminal Justice Reform Bill Into Law

Win McNamee

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el miércoles que el riesgo para los estadounidenses con relación al nuevo coronavirus es “muy bajo” gracias a las acciones tomadas por su gobierno, como las restricciones de viaje para los turistas chinos.

“Debido a todo lo que hemos hecho, el riesgo para el pueblo estadounidense sigue siendo muy bajo”, dijo en una rueda de prensa en la Casa Blanca, y recordó que sus decisiones fueron “ridiculizadas” al principio.

El mandatario también aseguró que se gastará “lo que sea apropiado” para enfrentar el brote en EEUU. “Estamos listos para adaptarnos si la enfermedad se esparce”, advirtió, aunque se declaró confiado en que no ocurrirá una propagación grave en el país: “Esto se terminará pronto”.

“Tenemos planes para una escala mucho mayor en caso de que necesitemos eso”, añadió Trump. “Tenemos hospitales en los estados que tienen habitaciones disponibles y están construyendo áreas de cuarentena donde se puede mantener a las personas de manera segura”.

Trump encargó al vicepresidente Mike Pence la dirección de la respuesta del país al nuevo coronavirus. “Mike trabajará con los profesionales y los médicos y todos los demás que están en el equipo”, explicó.

Por otro lado, el secretario de Salud de Estados Unidos, Alex Azar, advirtió a la población que si bien el avance del nuevo coronavirus en el país permanece contenido por el momento, la situación podría escalar.

“El grado de riesgo tiene el potencial de cambiar rápidamente, y podemos esperar ver más casos en Estados Unidos”, dijo Azar.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU (CDC) llamaron el martes a los estadounidenses a prepararse para cancelar eventos e instó a las escuelas y empresas a desarrollar planes de teletrabajo, en medio de advertencias de la OMS que los países no están listos para contener un brote que ha infectado ya a 80.000 personas en el mundo, principalmente en China.

Desde el Congreso se acusó al gobierno de restar importancia a la crisis y no destinar fondos para atenderla. Pero Trump insistió en Twitter en que su administración está “haciendo un GRAN trabajo”, y acusó a los medios de tratar de generar miedo.

La Casa Blanca solicitó el lunes al Congreso dejar disponibles al menos 2.500 millones de dólares para atender una eventual crisis, entre otras cosas para el desarrollo de tratamientos y vacunas y la compra de equipos para una reserva nacional estratégica. La oposición demócrata dijo que era insuficiente y llegaba demasiado tarde.

 

Fuente: Infobae.