Immigration Activists Protest At ICE Detention Center In New Jersey

Source: Spencer Platt / Getty

El estado de Tennessee ha aprobado la ley HB 2315 que prohíbe las llamadas ciudades santuario (ciudades y condados que adoptan políticas para  proteger a los inmigrantes indocumentados) y que da poderes extraordinarios  a la policía municipal y estatal para que actúen como agentes de inmigración.  El gobernador de Tennessee, el republicano Bill Haslam, ha permitido que se haga efectiva esta norma tras no vetar ni firmar el proyecto. Haslam ha permitido que se convierta en ley sin su firma.

La iniciativa HB 2315, que entrará en vigor el 1 de enero de 2019, ordenará a las autoridades locales acatar lo que dicten las políticas migratorias federales y cooperar con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) en la retención de inmigrantes a aquellos que quieran revisar su estatus migratorio, sin necesidad de una orden judicial o sin causa probable de que hayan cometido un delito.

La decisión del gobernador ha sido duramente criticada por activistas que incluso la han tildado de “inmoral”. “Voy a buscar qué recursos legales tenemos como ciudad para detener este mandato sin fundamento que es un peligro, inmoral y fiscalmente irresponsable”, ha dicho Fabian Bedne, concejal de Nashville a través de su cuenta de Twitter.

×