Cientos de habitantes de Hawái han huido de sus viviendas, después de que el volcán entrase en erupción, arrojando lava, nubes de ceniza y emanaciones tóxicas.

×