Leave a comment
US-DIPLOMACY-BALTICS

Source: OLIVIER DOULIERY / Getty

El presidente, Donald Trump, ha insistido este martes en la Casa Blanca en la  necesidad de construir un muro y reformar las leyes migratorias. Pero, además, ha deslizado la idea de colocar tropas militares en la frontera con México para evitar la llegada de caravanas de emigrantes. “Estamos preparados”, ha dicho Trump, “no podemos dejar que la gente entre en torrentes en nuestro país”.

Se trata de “un gran paso”, ha añadido: “Vamos a hacer las cosas de forma militar hasta que tengamos el muro y una seguridad apropiada”.

Trump ha añadido en cualquier caso que la caravana de unos 2.000 emigrantes, en su mayoría centroamericanos, que cruzaba México en dirección en la frontera, se ha detenido y aparentemente disgregado. “México lo hizo porque yo dije que tenían que hacerlo”, ha asegurado.

 El Congreso aprobó en marzo una ley presupuestaria que incluía 1.600 millones para remozar unas 100 millas del muro ya existente, pero no preveía construir la barrera que prometió Trump durante su campaña electoral. Enfadado, el presidente amagó con no firmar la ley, aunque finalmente lo hizo. Ahora negocia en el Congreso cambios para recortar el gasto ya aprobado.

Además, el presidente está impulsando un cambio en las leyes migratorias que haría más fácil deportar a los inmigrantes indocumentados y complicaría el procedimiento de asilo. Aquí te explicamos todos los cambios y a quién afecta.

Esta mañana, Trump volvió a insistir en la red social Twitter, como el lunes y el domingo: “Más vale que se detenga la gran caravana de gente de Honduras, que llega ahora a través de México y se dirige a nuestra frontera ‘de leyes débiles’, antes de que llegue aquí. El dinero que fluye de NAFTA está en juego, así como la ayuda exterior a Honduras y a los países que permiten que esto pase. ¡El Congreso DEBE ACTUAR AHORA!”.

comments – add yours
×