Leave a comment
US-POLITICS-IMMIGRATION-TRUMP

Source: MANDEL NGAN / Getty

El Departamento de Justicia planea imponer un número mínimo de casos que cada juez de inmigración debe resolver cada año para lograr una nota satisfactoria, según ha informado el diario The Washington Post.

Con un atasco de 685.000 casos pendientes, el fiscal general, Jeff Sessions, planea asignar a cada magistrado una cuota de al menos 700 al año, lo que según un sindicato citado por el diario menoscaba su independencia (aunque dependen del Departamento de Justicia).

Además, podría dañar las garantías de los inmigrantes a recibir un proceso justo.

El Departamento de Justicia aseguró en diciembre que había contratado a 50 jueces desde la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, y planeaba incorporar a otros 60 durante el primer semestre del año. Entonces habia 339 jueces.

Según sus cifras, en flujo de trabajo se ha disparado (desde 50.000 casos en 2014 y 2015 a más de 100.000 en 2016 y 2017). Para remediarlo, propuso, entre otras medidas, cambiar las regulaciones para que pudieran rechazar peticiones una vez la cuota de permisos se haya completado, en vez de dejar esos casos para el siguiente año.

Según la Universidad de Syracuse, hay 685.000 casos pendientes de resolución, lo que lleva a que los inmigrantes a la espera de conocer si se les concede asilo puedan pasar años en el limbo. La mayoría de casos atrasados está en California Texas y Nueva York.

comments – add yours
×