Leave a comment
El presidente Donald Trump durante la reunión con los afectados por los tiroteos en escuelas de EEUU.

El presidente Donald Trump durante la reunión con los afectados por los tiroteos en escuelas de EEUU.

El presidente Donald Trump ha propuesto cuatro medidas para frentar los tiroteos en escuelas de Estados Unidos. La primera la presentó ayer en la Casa Blanca durante un encuentro con unos 40 jóvenes supervivientes y padres que perdieron a sus hijos en sucesos como este. El mandatario planteó entregar armas a los profesores y entrenadores, que las tendrían ocultas, al igual que lo hacen los pilotos de vuelo. Esta mañana, a través de Twitter, se comprometió a mejorar el registro de antecedentes penales, con énfasis en salud mental, impulsar que se eleve a los 21 años la edad mínima para comprar armas y dejar de vender los bump stock, dispositivos que aceleran la capacidad de disparo.

El arranque del día del mandatario fue intenso en la red social. Comenzó aclarando que los profesores y entrenadores serían previamente capacitados para su uso.

“Lo que dije fue ver la posibilidad de “dar pistolas ocultas a maestros expertos en armas con experiencia militar o con un entrenamiento especial, solo los mejores. El 20% de los maestros, lo que es mucho, ahora podría devolver inmediatamente un disparo si un enfermo salvaje va a una escuela con malas intenciones.  Los maestros altamente capacitados también servirían para disuadir a los cobardes que hacen esto. Mucho más activos y un costo mucho menor que los guardias. Una escuela “libre de armas” es un imán para las personas malas. ¡LOS ATAQUES TERMINARÁN!”, posteó el mandatario a primera hora.

Y agregó: “Si un potencial “enfermo disparador” sabe que una escuela tiene un gran número de maestros capacitados con armas (y otros) que dispararán instantáneamente, el enfermo NUNCA atacará esa escuela. Los cobardes no irán allí … problema resuelto. Debe ser ofensivo, ¡la defensa por sí sola no funcionará!”

comments – add yours
×