Después de su victoria en las elecciones en Alabama para el Senado, los demócratas disfrutan de su mayor ventaja en la preferencia para el Congreso en los últimos nueve años, según el último sondeo de NBC News / Wall Street Journal, lo que apunta a un ambiente político peligroso para los republicanos de cara a las elecciones de mediados del próximo año.

El 50% de los votantes registrados dice que prefiere un Congreso controlado por los demócratas, frente al 39% que desea que los republicanos estén a cargo de este.

La última vez que los demócratas tuvieron una ventaja de dos dígitos y alcanzaron el 50% en esta pregunta en la encuesta de NBC/WSJ fue en septiembre de 2008, justo antes de que el partido regresara a la Casa Blanca y obtuviera un número considerable de escaños en la Cámara y el Senado.

En octubre pasado, los demócratas tenían una ventaja de 7 puntos en las preferencias para el Congreso, del 48 al 41%.

En esta encuesta más reciente, los demócratas tienen una ventaja de 48 puntos en la preferencia para el Congreso entre los votantes de 18-34 años (69% a 21%), una ventaja de 20 puntos entre las mujeres votantes (54% a 34%) y 12 puntos de ventaja entre los votantes independientes (43% a 31%).

Por el contrario, los republicanos tienen una ventaja de 4 puntos entre las personas mayores (46% a 42%) y una ventaja de 2 puntos entre los votantes blancos (46% a 44%).

En particular, los demócratas lideran entre los votantes masculinos en 2 puntos, 46% a 44%.

La encuesta de NBC / WSJ también muestra a los demócratas con una ventaja en cuanto intensidad de su interés, con un 59% de votantes demócratas que afirman tener un alto nivel de interés en las elecciones del próximo año (registrando un 9 o 10 en una escala de 10 puntos) contra el 49% de los votantes republicanos que manifiestan lo mismo.

Además, el 62% de los votantes que dijeron que votaron por Hillary Clinton en 2016 tienen un alto nivel de interés en las elecciones legislativas del próximo año, en comparación con el 50% de los votantes de Trump.