Leave a comment

En un ambiente de escandólos en todos partes de la vida diaria en los EEUU,  el congresista demócrata del estado de California Raúl Bocanegra anunció este lunes su renuncia tras múltiples acusaciones de conducta sexual inapropiada.

Bocanegra, representante de Los Ángeles en el Congreso estatal, había dicho previamente que no buscaría la reelección y que dejaría el cargo al final de la próxima sesión legislativa. Pero este lunes declaró que después de reflexionar durante el fin de semana de Acción de Gracias había decidido dejar su cargo de inmediato.

“Espero que al tomar esta acción podamos ayudar a despejar el camino para que las mujeres y los hombres que han sido verdaderamente víctimas de acoso sexual y acoso en el lugar de trabajo puedan dar un paso adelante y obtener justicia por cualquier delito cometido contra ellos. Si bien no soy culpable de tales crímenes, admito que no soy perfecto”, escribió Bocanegra.

Bocanegra estaba bajo presión de líderes demócratas luego que Elise Gyore, miembro del personal legislativo, declaró públicamente que informó sobre él en 2009, cuando era jefe de personal de la Asamblea, por acecharla en un club nocturno de Sacramento y poner sus manos debajo de su blusa en un evento posterior al trabajo.

El Comité de Reglas de la Asamblea estatal sancionó a Bocanegra y le dijo que se mantuviera lejos de Gyore.

“Fue un momento que realmente lamento, que siento mucho y por el que he aceptado la responsabilidad de mis acciones”, dijo el político cuando el caso se hizo público.

El diario Los Angeles Times, quien reveló el caso de Gyoro, también publicó testimonios de otras seis mujeres que acusaron al demócrata de 46 años, quien es soltero, de acoso sexual.

Miembros de la junta ejecutiva del Partido Democrático de California distribuyeron una petición este fin de semana pidiendo a Bocanegra y al senador demócrata Tony Mendoza, -demócrata que enfrenta también acusaciones de acoso- que renuncien.

Amar Shergill, quien organizó la petición, dijo que Bocanegra debería renunciar de inmediato dado las acusaciones confirmadas contra él y “lo que parecían ser indicios muy creíbles de que vendrían más”.

El Congreso de California ha estado lidiando con acusaciones de acoso sexual generalizado desde el mes pasado, cuando casi 150 mujeres cabildeadoras, legisladoras y miembros del personal de la entidad política publicaron una carta abierta sobre el tema.

Mientras el demócrata se renuncia, todavía el republicano William Moore sigue en el campaña para el senado de Alabama.

 

comments – Add Yours