Leave a comment
New Hampshire Primaries

Source: Congressional Quarterly / Getty

Aunque las encuestas nacionales muestran una ventaja de Hillary Clinton sobre el candidato presidencial republicano Donald Trump, nuevas cifras recuerdan que es demasiado temprano para que los demócratas canten victoria.

Hace 10 días, Clinton superaba a Trump en algunos de los estados más disputados, según cuatro nuevas encuestas de NBC News / Wall Street Journal / Marists: Florida, Carolina del Norte, Virginia -por 13 puntos- y Colorado.

Sin embargo, otras cifras reveladas por la publicación online Politico trazan un panorama más complejo.

En Carolina del Norte, la ventaja de registro de votantes demócratas disminuyó en 44.000 entre junio pasado y este mes de mayo. Hasta el 13 de agosto, la ventaja demócrata en el estado se había reducido a 641.000 votantes registrados.

Por otro lado, el número de independientes ha aumentado casi 40 por ciento desde el año 2008, aproximadamente desde 1,4 millones a más de 1,9 millones. Durante ese período, las filas republicanas en el estado han permanecido sin cambios, pero los demócratas han perdido cerca de 200.000 votantes.

En Florida la situación en las filas demócratas parece más seria, pues la ventaja de registro demócrata se ha encogido a 259.000 votantes, menos de la mitad de la cifra durante las elecciones de 2012. Los republicanos, en cambio, han añadido 70.000 votantes más.

Bajo Karen Giorno, asesora del gobernador Rick Scott, los republicanos cuentan con 35.000 nuevos votantes y 5000 demócratas e independientes se han pasado al partido.

Al igual que en Carolina del Norte, Florida ha visto un aumento de la registración de independientes, lo cual mantiene interrogantes sobre el voto presidencial de ese nutrido y creciente grupo.

Y en Pennsylvania, donde la ventaja de registro demócratas ha caído un quinto desde las elecciones de 2012 a 915.000 votantes, más de 85.000 demócratas se han convertido en republicanos este año, casi tres veces el número de votantes que hicieron el cambio en dirección contraria.

“Las tendencias de registro voto de esos estados no apunta a un fuerte año demócrata, y eso es un aspecto negativo con el que la campaña de Trump no tiene que lidiar este año”, dijo el encuestador de Louisiana, John Couvillon, a Politico. “Los datos de registro de voto que estoy viendo no apoyan la idea de una ola de entusiasmo entre los votantes demócratas”.

Otros estados disputados -Michigan, Virginia y Wisconsin- no registran votantes por partido.

Un factor que todavía sigue siendo un poco de incógnita es la registración de los latinos, que apenas está despegando. La minoría apoya avasalladoramente a Clinton sobre Trump, por un margen que ha alcanzado hasta el 50%.

Es lo que teme Jack San Martín, el presidente de Engage Nevada, un grupo conservador de registro de votantes, quien dijo que está preparándose para decenas de miles de nuevos votantes de grupos demócratas y liberales en el estado. “No se equivoquen”, dijo. “Si en 2008 y 2012 son un indicio, se aproxima un tsunami de registro de votantes”.

comments – Add Yours