Leave a comment
DACA Protestors Rally At U.S. Capitol For Action For DREAMers

Source: Alex Wong / Getty

La continuidad de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) puede verse afectada este miércoles tras la decisión del juez de distrito del sur de Texas, Andrew S. Hanen, sobre la legalidad de este programa que protege a los jóvenes inmigrantes de la deportación. Este juez falló en 2015 contra de la protección de los padres de estos dreamers (DAPA).

El juicio llega después de que el estado de Texas y otros seis estados (Alabama, Arkansas, Louisiana, Nebraska, Carolina del Sur y Virginia Occidental) presentaran una demanda en contra el Gobierno por DACA. Alrededor de 700,000 jóvenes inmigrantes, que llegaron a EE.UU cuando eran menores de edad de forma ilegal, están protegidos por este programa.

Si el juez dictamina que DACA no es válido, entraría en conflicto con las otras resoluciones judiciales a favor del programa. Los expertos legales dicen que el conflicto llamaría la atención de los tribunales superiores o del Tribunal Supremo de los EE. UU.

Jueces federales han fallado en contra de los esfuerzos del gobierno del presidente Donald Trump para poner fin a DACA. El último fue John Bates, que ordenó la semana pasada al Gobierno restablecer DACA. El magistrado calificó la decisión de Trump de arbitraria y caprichosa. Dio un plazo a la Administración 20 días para apelar.

El pasado septiembre el Gobierno canceló DACA, pero en enero el juez federal William Alsup, del distrito de San Francisco (California), emitió una orden judicial que obliga a la Administración Trump a reanudar el programa. Más tarde, en febrero un juez de Nueva York reiteró que DACA no puede ser eliminado. El tercer falló a favor de la “acción diferida” llegó en abril después de que un magistrado federal de Washington DC ordenara al Gobierno dar marcha atrás.

Pero, a pesar de las resoluciones judiciales, el fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, reiteró este lunes la intención de Trump de terminar con el programa. “Estamos totalmente en desacuerdo con la decisión del viernes del tribunal de distrito en el caso de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia. El Departamento de Justicia tomará todas las medidas legales para justificar la rescisión legal de DACA”, dijo Sessions.

DACA, creado en 2012, ha proporcionado protección de la deportación y permisos de trabajo para aproximadamente 700,000 jóvenes que llegaron a los Estados Unidos siendo niños y se quedaron ilegalmente. Una persona inscrita en el programa obtiene protección contra la deportación por dos años y puede renovarse.

comments – add yours
×