Docenas de casas se quemaron, se lanzaron alertas para evitar actividades al aire libre. El devastador incendio en California arde sin control.