Restos del helicóptero desplomado en Santiago Jimitepec, el pasado sábado.

Restos del helicóptero desplomado en Santiago Jimitepec, el pasado sábado.

El número de víctimas fatales por el desplome de un helicóptero de la Fuerza Aérea Mexicana en el sureño estado de Oaxaca el pasado viernes ha ascendido a 14, según informó este domingo la Fiscalía.

El aparato, en el que viajaban, entre otros, el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete, y el gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat, se estrelló por falta de visibilidad debido a la oscuridad y el polvo en una zona de la comunidad de Santiago Jamiltepec donde había varios vehículos estacionados, según las autoridades mexicanas.

“Es un accidente muy lamentable y un acto de estupidez, de protagonismo e irresponsabilidad imperdonable. En Oaxaca no debe volar un helicóptero de noche. Sobrevolaron cinco veces, no había luz”, señaló en la red social Twitter la senadora Layda Elena Sansores. “¿Quienes son los responsables?”, clamaba.

El helicóptero militar Blackhawk transportaba a Navarrete y Murat en una misión de exploración de los daños causados por un terremoto de magnitud 7,2 que sacudió el centro de México el viernes. Se desplomó sobre personas que habían huido de sus casas, temiendo que un nuevo temblor pudiera derrumbarlas. El sismo, pese a su potencia, no causó víctimas mortales, aunque si dañó medio centenar de viviendas en Santiago Jamiltepec.

×