Leave a comment

Los propietarios aceptan pagar casi 143.000 dólares de indemnización al estado.

(Indianápolis, IN. Junio 20, 2017) El Fiscal del condado de Marion Terry Curry anunció hoy que dos propietarios de seis restaurantes en Indiana central han sido condenados y se les ha impuesto una pena por no cobrar y remitir impuestos al estado.

En febrero, Manuel Rodríquez Alonso y Rosalío Sánchez, fueron acusados de no reportar una cantidad de 1.8 millones de dólares en ventas en varios restaurantes mexicanos ubicados en Indianápolis, Muncie, Gas City, Fairmount, y una pizzería en Gas City que ahora está cerrada. Los acusados se declararon culpable de cargos penales y han aceptado pagar 142,930 dólares de indemnización al Indiana Department of Revenue (Departamento tributario de Indiana).

Rosalío Sánchez se declaró culpable de seis cargos de hurto (delitos graves de nivel 6 y de clase D). Además de la indemnización, hoy se le impuso una pena de dos años, de los cuales cumplirá 545 días en arresto domiciliario. El resto de la pena fue suspendido.

Manuel Rodríquez Alonso se declaró culpable de tres cargos de hurto (delitos graves de nivel 6 y de clase D). También se le ordenó a Rodríquez Alonso, pagar la indemnización acordada y recibió una pena de 545 días, y cumplirá un año en arresto domiciliario. El resto de la pena fue suspendido.

Durante la investigación y mientras se ejecutaba una orden de registro, la Fiscalía del condado de Marion incautó 247,411 dólares en efectivo y cuentas bancarias que pudieran ser confiscadas. Además de los 142,930 dólares, que se pagarán de esos fondos como indemnización, hay otra acción judicial pendiente, para poder confiscar los 104,480 dólares restantes.

“Este es el segundo caso reciente donde los propietarios de restaurantes han sido condenados por no reportar todas las ventas en efectivo para incumplir su obligación tributaria”, dijo el Fiscal Curry con respecto al caso. “Además de ser inmoral, esta práctica empresarial es ilegal y punible”.

“La sentencia de hoy debe servir como una advertencia para los empresarios: la evasión tributaria jamás será tolerada en Indiana”, dijo el encargado del departamento tributario de Indiana. “Los propietarios de negocios están obligados a acatar las mismas normas, y les haremos responsables de remitir todos los impuestos cobrados. Si no, se enfrentarán a multas significativas y procesamientos penales”.

En febrero de 2015, la división del gran jurado de la Fiscalía del condado de Marion y el Departamento tributario de Indiana comenzaron una investigación conjunta de los procedimientos empresariales de seis restaurantes en Indiana central ubicados en los condados de Delaware, Grant y Marion.

Según la declaración jurada de motivo fundado presentada en el caso, un análisis realizado sobre las ventas en los restaurantes entre 2013 y 2015 estimó que más de 1.8 millones de dólares en ventas no fueron reportados al estado. Las pruebas descubiertas en el transcurso de la investigación, demostraron que los acusados ​​utilizaban una serie de métodos para ocultar y, por tanto, no reportar las ventas en efectivo. Por ejemplo, una revisión de los registros de un archivo de ventas de uno de los restaurante reveló que el cajón se abrió más de 3,200 veces en un día; sin embargo, el 29 por ciento del tiempo se abrió sin que se registrara una venta.

 

comments – Add Yours