Leave a comment
Hillary Clinton Campaigns In Salinas, California

Source: Justin Sullivan / Getty

Hillary Clinton obtuvo oficialmente este martes los votos que la convierten en la primera mujer nominada por un importante partido estadounidense a la presidencia del país.

Clinton obtuvo los 2382 delegados necesarios ganar la nominación, aunque no la aceptará formalmente hasta que hable el jueves ante toda la Convención.

La ex secretaria de Estado y ex Primera Dama alcanzó la cifra luego que la delegación de Dakota del Sur le entregara sus 15 delegados.

El proceso que consagró a Clinton se llama “pase de lista” y consistió en que cada estado anuncia el número de delegados que están entregando a cada candidato fundamentalmente según los resultados de las primarias.

Vermont cerró el “pase de lista” con la presencia de su senador Bernie Sanders, quien fue el principal rival de Clinton en las primarias.

En medio de una gran ovación, Sanders tomó la palabra para pedir que la nominación de Clinton sea unánime por aclamación.

La movida tuvo ecos de lo que hizo la propia Clinton por Obama en 2008 cuando llegó el turno a su delegación de Nueva York, pero en esta ocasión busca unificar a un partido dividido por una agria temporada de elecciones primarias.

El “pase de lista” que se realizó en la tarde del martes  se realizó por orden alfabético y cada representante estatal también habló de lo grande e importante que es su territorio. En esta Convención Demócrata los representantes estatales tuvieron 20 minutos máximo para hacer discursos acerca de sus candidatos.

A pesar de la evidente ventaja de Clinton, Sanders apareció en la boleta para la nominación, un gesto simbólico para sus apasionados partidarios.

La ex secretaria de Estado cuenta con más delegados de los necesarios, 2.807, y Sanders tiene 1.894. Ambos números incluyen los superdelegados, que son los líderes del partido y funcionarios que no están vinculados a un candidato o un resultado de primarias y pueden votar como quieran.

El senador de Vermont ya le ofreció su respaldo total a Clinton en un discurso en la noche del lunes, pero no todos están satisfechos.

La primera jornada de la convención fue interrumpida por algunos abucheos de simpatizantes de Sanders.

Este mismo martes en la mañana Sanders fue recibido en un desayuno con un sonoro coro de burlas por los miembros de la delegación de California, algunos de los cuales le hicieron la señal del pulgar hacia abajo.

“Es fácil abuchear” dijo sin inmutarse. “Pero es más difícil de mirar a sus hijos en la cara cuando se viva bajo una presidencia de Donald Trump.”

comments – Add Yours