Leave a comment
happy man sitting in public restroom

Source: Kemter / Getty

Seguramente te has dado cuenta de que tiene un color, olor y forma característicos, pero quizás no te hayas preguntado qué tanto dice eso de ti. Sí, estamos hablando de la popó. Realmente podría revelar varios detalles sobre tu estado de salud.

Color

Cuando tus heces son marrones, se considerarían normales. ¿La razón? “La materia fecal de este color se debe a nuestra producción común de la bilis”, dijo el doctor Jean-Pierre Raufman, gastroenterólogo de la Universidad de Maryland, según informó el sitio web Live Science.

De la misma manera, no habría que preocuparse si es verde, ya que sería el resultado de un proceso de digestión más rápido, afirmó Bernard Aserkoff, médico del Hospital General de Massachusetts, de acuerdo con el portal WebMD.

Sin embargo, cuando notes que tu popó ha cambiado a color negro, sería un signo de alerta, ya que podría significar que estás sangrando internamente, posiblemente como consecuencia de una úlcera o cáncer en el estómago. Aunque este color también podría ser efecto de que estés tomando vitaminas con hierro o medicamentos con salicilato de bismuto, afirmó Aserkoff.

Si en cambio se torna blanca o amarilla, indicaría un problema con el flujo de la bilis que también podría llegar a derivar en un cáncer de páncreas o hepatitis, comentó Raufman.

Olor

De por sí el aroma a excremento no se parece a un lecho de rosas, pero cada quien sabe a lo que el suyo huele cotidianamente.

El problema vendría cuando el olor es sumamente diferente y nauseabundo, lo cual  podría ser resultado de una gran cantidad de grasa en las heces, ciertos medicamentos, comida atascada en el colon o una infección, dijo Raufman.

Forma

Si bien no hay una forma específica que nos diga cuando nuestra popó es normal, lo que no sería tan habitual es cuando la materia fecal se pareciera a un lápiz delgado.

“Esto significaría que tenemos estreñimiento, lo cual se arreglaría en unos dos días si comemos más fibra. Sin embargo, cuando el problema persiste, podría tratarse de un cáncer de colon”, informó el gastroenterólogo Anish Sheth, según publicó la revista Prevention.

Como ves, habría que fijarnos más en lo que hay en el retrete. No olvides consultar con tu médico ante cualquier duda.

 

comments – Add Yours