Woman using her mobile phone

Manuel Breva Colmeiro

Los legisladores estatales dieron su aprobación el martes a una propuesta que prohíbe a los automovilistas usar teléfonos celulares de mano en las carreteras de Indiana para combatir la conducción distraída.

La Cámara de Indiana votó 81-11 y el Senado 49-1 a favor del proyecto de ley que permite el uso del teléfono celular por parte de los conductores solo con tecnología de manos libres o de voz, excepto en emergencias.

La medida ampliaría la prohibición actual del estado sobre enviar mensajes de texto, mientras que algunos funcionarios señalan que no se pudo hacer cumplir porque no prohíbe acciones como enviar correos electrónicos o usar Snapchat, Twitter y otras aplicaciones.

La nueva ley entraría en vigencia en julio, pero cualquier boleto de multa emitido a los infractores no tarerá como consecuencia que la Oficina Estatal de Vehículos Motorizados ordene la suspensión de la licencia de conducir, si no hasta julio del 2021.

La representante republicana Holli Sullivan de Evansville, la patrocinadora del proyecto de ley, dijo que la demora es permitir más tiempo para una campaña de sensibilización pública sobre los peligros de conducir distraído, especialmente en zonas de trabajo en la carretera, y para que los oficiales de policía den multas e informen a los conductores sobre la prohibición del teléfono celular.

Conducir distraído fue el motivo de al menos 860 accidentes con lesiones y 48 muertes en Indiana el año pasado, según la policía estatal.

Los comités legislativos escucharon el testimonio emocional de varias personas que resultaron heridas o perdieron a familiares en accidentes causados ​​por conducir distraído. A ellos se unieron representantes de la industria camionera, fabricantes de automóviles y médicos de salas de emergencias.

La propuesta ahora va al gobernador republicano Eric Holcomb, quien la ha respaldado. Otros 21 estados ya tienen prohibiciones similares.

La representante Mara Candelaria Reardon, una demócrata de Munster, dijo que si bien podría ser difícil para la policía hacer cumplir la prohibición, envía un mensaje similar a cuando se adoptaron leyes que requieren el uso del cinturón de seguridad.

“Aquí estamos, todos se suben al auto y se ponen el cinturón de seguridad automáticamente”, dijo Reardon.

El proyecto de ley infringiría una infracción con una multa máxima de $500.

Fuente: FOX59