Participar en el censo es una obligación tanto cívica como legal, pero tenga cuidado porque los estafadores podrían llamarle haciéndose pasar por empleados del censo y podrían robarnos dinero, nuestra identidad o las dos cosas, en este reportaje puedes enterarte como identificar a estos estafadores que aparecen cada diez años.