Los presidentes de Estados Unidos, Donald Trump y de México, Andrés Manuel López Obrador, reanudaron el programa de vuelos para deportar a mexicanos de Estados Unidos al interior de México.