US-COURT-POLITICS-ASSAULT

Source: BRENDAN SMIALOWSKI / Getty/Archived photo of Sen. Jeff Flake speaking of Kavanaugh’s 

“Alguien tiene que explicarle esto a Trump, y supongo que ése es mi trabajo”, ha dicho el senador Lindsey Graham, después de que el Comité Judicial del Senado aprobara la candidatura del juez Brett Kavanaugh como magistrado de la Corte Suprema. La decisión final quedaba así en manos del Senado en sesión plenaria, pero con un obstáculo: un senador clave, el republicano Jeff Flake, votó a favor de Kavanaugh en el Comité Judicial, pero pidió una investigación del FBI antes sobre las acusaciones de conducta inapropiada y abuso sexual que pesan sobre el juez.

Eso es lo que  Graham, muy próximo al presidente, tenía que explicarle a Donald Trump, porque es el presidente quien debe ordenar esa investigación. Y parece posible que lo haga, puesto que hubo consenso entre los republicanos en el Senado de que es necesaria, aunque sólo sea para convencer a los indecisos dentro del partido, sin cuyo voto no podría ser aprobado Kavanaugh.

Así, el Comité Judicial emitió un comunicado a primera hora de la tarde pidiéndole a Trump que ordene al FBI investigar durante una semana “las acusaciones creíbles que hay ahora contra el candidato”. El resultado tendría que estar listo el 5 de octubre. Poco después, la Casa Blanca informaba: “He ordenado al FBi realizar una investigación para actualizar el expediente del juez Kavanaugh. Como solicita el Senado, esta actualización será limitada en su alcance y completada en menos de una semana”.

Este mediodía, antes de conocer lo ocurrido en el Comité Judicial, Trump había dicho a preguntas de los periodistas que el testimonio de ayer ante el Comité Judicial de la doctora Christine Blasey Ford, que acusa a Kavanaugh de abusos sexuales, fue “muy convincente”.

“Parece una mujer muy buena”, añadió, “ella fue muy creíble”, aunque el testimonio del juez también le impresionó, en su opinión “fue realmente algo que no he visto antes, fue un momento increíble en la historia de nuestro país”.

Señaló en cualquier caso que no ha pensado “ni siquiera un poquito” en buscar un sustituto a Kavanaugh, y añadió que los senadores “deben hacer lo que crean que esta bien y tienen que estar cómodos”.

En cualquier caso, la forma en que está redactada la decisión del Comité Judicial, “acusaciones creíbles que hay ahora”, deja en el aire si el FBI podrá investigar el resto de denuncias contra el juez, (hay dos mujeres más con nombres y apellidos que le han acusado de conductas inapropiadas, y otras denuncias anónimas).