Leave a comment
GUATEMALA-US-MIGRATION-DEPORTATION

Source: JOHAN ORDONEZ / Getty

 Fuera de un edificio bajo y blanco de estuco operado por la Fuerza Aérea Guatemalteca, algunas personas esperan el “vuelo de los deportados”. Cada avión procedente de Estados Unidos que aterriza trae de 75 a 130 guatemaltecos, esposados, de vuelta a su país.

Desde finales de 2017, el número de vuelos ha aumentado, según Carlos López, administrador de la organización de ayuda Casa del Migrante, con sede en la ciudad de Guatemala.

“En los últimos meses, ha habido dos o tres vuelos cada día”, dijo López recientemente mientras esperaba que aterrizara un avión.

En enero, casi 1,000 guatemaltecos más fueron deportados por aire que en el mismo mes del año pasado, al final de la administración Obama, confirman las estadísticas del gobierno guatemalteco.

Cuando aterrizan, con las esposas retiradas, los guatemaltecos que regresan son llevados a una zona de espera llena de sillas de plástico donde encuentran sándwiches y botellas de agua. Un empleado del gobierno ofrece algunas palabras de bienvenida y los dirige a las ventanas donde se registrarán sus datos.

Los deportados salen de las puertas de cristal doble y dan los primeros pasos para tratar de reconstruir sus vidas en este país de 14 millones de habitantes. Para muchos, esto no será fácil.

Hicer Hernando, de 23 años, de la provincia de Izabal, dijo a NBC News que decidió abandonar su hogar después de que su padre fuera asesinado en un ataque de machete motivado por diferencias religiosas con otras personas del pueblo. “Porque somos católicos, y son cristianos evangélicos …”, dijo Hernando. “Iban a matarme también”.

Detenido mientras trataba de cruzar la frontera en Arizona, Hicer dijo que no estaba seguro de a dónde iría después, pero que temía por su vida.

“Es difícil”, dijo Juan Sebastián Tuil Mejía, voluntario de la Asociación de Votantes Guatemaltecos, una organización creada hace dos años. “Fui deportado hace un año y medio, y todavía no puedo encontrar trabajo”.

comments – add yours
×