Leave a comment
Stoneman Douglas officials worried about Nikolas Cruz and guns 18 months before shooting

Source: Sun Sentinel / Getty

 

Nikolas Cruz lleva encarcelado desde el 14 de febrero como autor confeso del asesinato de 17 estudiantes y profesores en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas, en Parkland (Florida). En su celda de aislamiento en Fort Lauderdale sólo ha recibido una visita familiar: la de su hermano, Zachary.

Según los investigadores, Cruz, que pidió una biblia para leer, mostró un comportamiento “extraño” durante esa visita. Pero no era el único observado: a Zachary se le escucharon comentarios sobre “lo popular que es ahora el nombre de Nikolas”, según ha indicado hoy la fiscal Sarahnell Murphy. Admiraba la fama de su hermano tras el tiroteo, y se planteaba que atrajera a las mujeres, añadió Murphy, según informa la agencia de noticias The Associated Press.

Ayer, Zachary decidió volver a la escuela. Ya lo había hecho antes en dos ocasiones, y la policía le avisó de que no regresara. El joven, que tiene 18 años, uno menos que su hermano (ambos son adoptados y comparten madre), no es alumno del centro educativo, pero anoche decidió volver, pese a las advertencias, cruzando el campus con su monopatín. Quería “reflexionase sobre el tiroteo, empaparse”, le dijo a los oficiales que le arrestaron.

“Semanas después de que su hermano asesinara, hiriera y aterrorizara en la escuela, [Zachary] estaba allí”, dijo la fiscal en la vista judicial celebrada hoy. “Muchos [padres] han hecho que sus hijos se quedaran hoy en casa, han sido aterrorizados de nuevo”, añadió.

La juez, Kim Theresa Mollica, ha decidido hoy mantener a Zachary en la cárcel con posibilidad de salir bajo fianza de medio millón de dólares. La Fiscalía pedía que fueran 750.000 dólares. Según su abogado, Joseph Kimok, no está en la cárcel por lo que ha hecho sino por quién es. Entrar sin permiso en una propiedad privada es una falta que generalmente conlleva fianza de 25 dólares.

Si es liberado, Zachary deberá además llevar un brazalete en el tobillo con un localizador GPS para saber dónde se encuentra en todo momento, y mantenerse alejado de cualquier escuela. Además, la juez ha ordenado rastrear su casa en busca de armas. El joven vive con Rocxanne Deschamps, una amiga de su madre, desde la muerte de ésta en noviembre (su padre falleció hace años). Nikolas vivía con ella también, pero decidió mudarse con otro amigo tras sufrir desavenencias.

comments – add yours
×