CLOSE
Top corner of a US permanent resident card (commonly known as Green Card).

Source: RYO Alexandre / Getty

Es esencial para los inmigrantes residentes en Estados Unidos tener su Green Card consigo en todo momento, ya que es un requisito obligatorio según la actual Ley de Inmigración y Nacionalidad. Si no cumples con esta norma, podrías enfrentar multas de hasta $100.00 USD o incluso ser encarcelado hasta por 30 días.

La Green Card no solo es un documento de identificación clave, sino que también debe presentarse a solicitud de las autoridades oficiales o en trámites legales. Por lo tanto, es fundamental llevarla siempre contigo, especialmente si sales de la ciudad o el estado donde resides.

Si pierdes tu Green Card, debes solicitar un reemplazo de inmediato para cumplir con tus obligaciones legales y evitar problemas con las autoridades migratorias. Es recomendable hacer una copia de seguridad del documento antes de emprender un viaje fuera de tu ciudad.

Para solicitar un reemplazo de la Green Card debido a pérdida, robo o daño, debes completar el formulario I-90 y presentarlo ante el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS). Aunque no es necesario actualizar la Green Card si te mudas de estado, es importante notificar a USCIS sobre cualquier cambio de dirección.

La Green Card incluye varios elementos de identificación personal, como el nombre completo del titular, fotografía, firma, número de residente permanente, fecha de nacimiento y país de nacimiento, así como las fechas de emisión y expiración del documento.