Leave a comment
José Torres y Kayla Norton en el juzgado donde escucharon su condena

José Torres y Kayla Norton en el juzgado donde escucharon su condena

Una pareja de Georgia que participó en una caravana en la que ondeaba la bandera confederada y que amenazó con un arma e insultó a afroamericanos que celebraban una fiesta de cumpleaños fue sentenciados a prisión.

José “Joe” Torres recibió una condena de 20 años, de los que cumplirá 13 años, después de que el jurado lo declarara culpable de los cargos de asalto agravado, amenazas terroristas y por violar la ley de Georgia sobre pandillas callejeras.

Por su parte, Kayla Norton fue condenada a 15 años, de los que pasará 6 en la cárcel, acusada de realizar amenazas terroristas y por violar la ley de Georgia sobre pandillas callejeras.

“Mucha gente intentó poner el caso como simplemente ondear la bandera confederada, pero este caso fue sobre un grupo de gente paseándose por una comunidad, bebiendo alcohol, acosando e intimidando a nuestros ciudadanos por el color de su piel”, afirmó Brian Fortner, fiscal del distrito de Douglas.

En julio de 2015 Torres y Norton participaron de una caravana de vehículos que, mientras ondeaban banderas confederadas, insultaron y amenazaron a los integrantes de una fiesta de cumpleaños de niños afroamericanos

“Torres, quien sacó un arma del vehículo, apuntó a los asistentes a la fiesta y les gritó que los mataría, mientras que otros de los ocupantes del auto corearon que “los pequeños recibirán tiros también”, reveló el documento de la condena.

Norton fue acusada por las mismas amenazas.

Las víctimas dijeron que algunos de los que acompañaban a Torres iban armados con cuchillos y un aparato de goma.

Según la documentación oficial, Torres defendió que portaba el arma para defender a sus compañeros pues las personas de la fiesta habían empezado a lanzarles objetos.

Los condenados, miembros de un grupo de supremacistas blancos llamado “respeta la bandera”, fueron también vinculados a otros grupos como el Ku Klux Klan y el movimiento de “cabezas rapadas”.

“Quiero que todos sepan que esa no soy yo, esa no soy yo, ese no es él. Yo nunca llegaría hasta donde ustedes y les diría esas cosas. Siento mucho que les pasara a ustedes, lo siento mucho”, dijo entre lágrimas

Norton luego de que escuchara su sentencia, según declaraciones reproducidas por CNN.

Hyesha Bryant, una de las personas que estaba en la fiesta, le respondió a Norton.“Lo que dijiste afectó mi vida y afectó la vida de mis hijos. Pero te perdono, los perdono a todos”, aseguró.

El jurado determinó además que tanto Norton como Torres no podrán vivir en el condado de Douglas una vez que recuperen su libertad.

Algunos de los otros miembros del grupo recibieron condenas similares a la de Norton y Torres.

comments – Add Yours