Leave a comment

Un café en St. John, Indiana experimentó una sorpresa en las horas tempranas el lunes. Los empleados y clientes del café Aspen tenían que esconderse cuando un ciervo cargó en el restaurante.  El ciervo entró una hora después de que el restaurante abrió, circa de las 7 de la mañana.

Bess y Gus Karalis son los dueños del café. Bessie vio el ciervo cargando a través del restaurante antes de estrellándose a través de una ventana.  Por suerte, nadie fue herida.

 

 

comments – Add Yours