Leave a comment

Tras varias tormentas el agua ha llegado a más de 7 pies y mucha gente se encuentra obligada a evacuar sus casas. Daños de estos extremos no se han reportado en Texas en décadas. Con una víctima fallecida por la lluvia los habitantes enfrentan la decisión difícil de mudarse a un lugar nuevo o mantener la esperanza viva por más tiempo.

comments – Add Yours