Leave a comment

Miami, Florida.- La actriz mexicana Kate del Castillo lloró dos veces durante la entrevista concedida a la revista estadounidense New Yorker, contó a Noticias Telemundo el periodista Robert Draper.

 El comunicador, que logró las primeras declaraciones de la actriz y productora mexicana sobre los detalles de cómo fue su encuentro con el narcotraficante Joaquín “El Chapo” Guzmán y cuál fue el papel que jugó el actor Shen Penn, indicó que del Castillo “se mostró muy sincera” durante la entrevista.

De igual manera, comentó que la actriz se siente tranquila de que la esposa del narcotraficante, Emma Coronel, no sienta celos de ella por la cercanía con el capo y que no teme por su vida.

Indicó que la actriz fue enfática al asegurar que la relación que tuvo con “El Chapo” fue netamente profesional y que nunca recibió dinero para la producción de la película o para su marca de tequila.

En la entrevista realizada por Draper, en Los Angeles, Castillo contó que “El Chapo” la contactó poco después de que ella hiciera su polémica publicación en la red social “Twitter” en la que afirmaba que creía más en Guzmán Loera que en el gobierno mexicano.

 Contó que poco después de su publicación, uno de los hombres del capo la contactó para que produjera una película sobre la vida del narcotraficante. En ese momento “El Chapo” estaba en prisión después de haber sido recapturado en febrero de 2014.

 De acuerdo con la actriz, le informaron que el narcotraficante estaba interesado en hacer una película de su vida por lo cual le solicitaron que viajara a Ciudad de México para hablar del proyecto, a lo cual ella accedió.

 En dicha reunión, le dijeron “que “El Chapo” confiaba en ella y le quería ceder los derechos de su vida”. Según del Castillo, le dijeron que el capo la había escogido a ella porque era muy valiente y hablaba sin pelos en la lengua”.

 Aseguró que también le dijeron que e”El Chapo” le había querido enviar flores después de su comentario en Twitter.

 La entrevista también consigna una carta de puño y letra enviada a la actriz en 2014, donde Guzmán Loera le explica que tiene toda la libertad para hacer la película y elogia su calidad actoral.

 La actriz relató que el 11 julio de 2015, asistió a un combate de boxeo en Los Ángeles. Después, mientras ella estaba en un bar, un amigo la llamó y le dijo que El Chapo se había escapado de la cárcel, utilizando un túnel que iba directamente a su celda. Del Castillo recuerda que posteriormente recibió un mensaje del abogado de “El Chapo”,  Andrés Granados Flores, que le decía “estoy celebrando” a lo que ella respondió “Yo celebraré más”.

Del Castillo le contó del proyecto de su película sobre la vida del narcotraficante al productor argentino Fernando Sulichin quien a su vez vinculó a otro productor argentino José Ibáñez.

Una vez conformado el equipo de producción pensaron que la película tendría una mejor opción de ser tomada por un estudio grande si una figura relevante de las películas estadounidenses, como Sean Penn.

La actriz contó que se reunió con Penn y Sulichin en Santa Monica, California, donde el actor le solicitó que le pidiera al narcotraficante una reunión cara a cara.

Según del Castillo el capo no conocía a Penn pero sus abogados le dijeron que había protagonizado 21 gramos y que era un personaje interesado en política y crítico de la posición de Estados Unidos.

Ya en la reunión con el narcotraficante, Penn le pidió a del Castillo que tradujera para poder hablar con “El Chapo”.

Narró que ella “quedó helada” cuando Penn le dijo a Guzmán que iba a escribir una historia la revista Rolling Stone y que quería hacer una serie de entrevistas.

comments – Add Yours