Leave a comment

Ruby Smith, una señora de 82 años, nunca se imaginó que un préstamo para su automóvil la llevaría a perder su hogar. Smith dice que no va desalojar su hogar.

comments – Add Yours