Leave a comment
24619943

Source: Bananastock / Getty

Los hijos pueden aprender muchas cosas de sus padres, incluso sus malas mañas. Y para muestra se descubrió que los estudiantes universitarios que tienen padres controladores o que tratan de manipularlos, podrían tener un comportamiento similar con sus compañeros, según un estudio publicado recientemente en la revista científica Journal of Youth and Adolescence.

El estudio

Para llegar a estas conclusiones, investigadores de la Universidad de Vermont estudiaron a 180 jóvenes. En una fase, se les pidió que narraran un acontecimiento doloroso (como la vez que rompieron con un novio o novia, o la pérdida de alguien cercano a ellos). Y mientras narraban estas historias, los estudiosos revisaron el nivel de sudor de los participantes.

Así, descubrieron que los que sudaban más, también tendían enojarse más. A este estado de molestia, se le llamó de “alta excitación”, de acuerdo con la revista Parents.

Hijos iracundos

De esta manera, los investigadores encontraron que los participantes con “alta excitación” eran más propensos a estallar fácilmente y a ser agresivos con la gente. Por otro lado, también se observó que las personas que sudaban menos mantenían la calma con mayor facilidad. Estas mediciones se hicieron para saber cómo respondía su cuerpo al estrés.

Ya teniendo estos datos, los estudiosos les hicieron un cuestionario a los universitarios para determinar el nivel de control que los padres tenían sobre ellos. Los resultados revelaron que los más agresivos habían tenido sido más controlados, mientras que los más calmos tuvieron progenitores menos controladores.

“Ser buenos padres previene (a los hijos) de ser agresivos en sus relaciones con sus compañeros”, comentó Jamie Abaied, una de las investigadoras del estudio.

Así que ya sabes, entre menos controladoras o manipuladoras sean las personas con sus hijos, ellos se llevarán mejor con sus compañeros.Y recuerda que no necesitas estar manipulando a tu hijo para que se porte bien, pues hay otros mejores consejos para no malcriarlos.

comments – Add Yours