COVID-19 Memorial Service Held In Washington On The Eve Of Biden's Inauguration

Source: Chip Somodevilla / Getty

Telemundo Noticias .- El presidente, Joe Biden, tiene previsto firmar este jueves hasta 10 órdenes ejecutivas en materia de gestión de la crisis sanitaria por la pandemia de coronavirus, según los planes que difundió para su segundo día de mandato. Entre sus objetivos, están el de acelerar el ritmo de vacunaciones, aumentar los tests de detección incrementar el presupuesto federal a los estados para abordar el impacto del COVID-19.

Mientras tanto, las estadísticas ponen de manifiesto nuevas noticias desalentadoras. Justo en el día de la toma de posesión de Biden, este miércoles, el país registró un nuevo récord de muertes diarias por la enfermedad: fueron al menos 4,131 en 24 horas, según el recuento de nuestra cadena hermana NBC News.

Biden se ha fijado el ambicioso objetivo de administrar 100 millones de dosis en 100 días. En poco más de un mes, la Administración Trump registró la inoculación de 17 millones de dosis, según NBC News. Para lograr su objetivo, el nuevo presidente indica que necesita unos 400 millones de dólares del Congreso.

Para ello, plantea usar la Ley de Producción de Defensa para habilitar la producción de más dosis en el país. También quiere crear centros de vacunación federales en estadios y otras grandes instalaciones, con base en un modelo ya utilizado hace unos días por varios estados.

Otras medidas que quiere poner en marcha es aumentar en 100,000 los trabajadores del sector sanitario y usar la Guardia Nacional para mejorar el abastecimiento de equipos de protección como mascarillas y guantes, según CNBC, otra cadena hermana de Telemundo.

Entre las acciones ejecutivas que prevé firmar este jueves, está además una que establece la obligación de llevar mascarillas en aeropuertos, aviones, trenes y barcos, y otra para poder dar más dinero a las escuelas para ayudarlas a reabrir.

En total, al menos 24.5 millones de personas se han contagiado en 12 meses en Estados Unidos y 407,000 han fallecido tras contraer el virus, según el mismo conteo.

Biden indicó durante meses que tratar de doblegar su impacto sería uno de los asuntos más urgentes una vez asunto el cargo de presidente. Su antecesor, Donald Trump, minimizó repetidas veces la peligrosidad del virus y su gestión de la pandemia ha sido ampliamente cuestionada.

Una herencia peor de lo esperada 

Una de las prioridades para el nuevo mandatario es acelerar el ritmo de las vacunaciones en el país, que empezaron el mes pasado a partir de grupos prioritarios como mayores en residencias y sanitarios, pero presentan varios retos pendientes.

Muchos estados informan que se están quedando sin dosis suficientes, y decenas de miles de personas que lograron citas para recibir una de las dos dosis necesarias para obtener la inmunidad se las han visto canceladas.

Algunos de los asesores de Biden señalan que el equipo de Trump no compartió información esencial sobre los suministros y vacunas disponibles, ni un plan claro de vacunación.

“Lo que heredamos es mucho peor de lo que podríamos haber imaginado”, dijo Jeff Zients, el nuevo coordinador del equipo de respuesta ante el COVID-19 de la Casa Blanca, en una entrevista con The New York Times.

Estados Unidos vuelve a la Organización Mundial de la Salud

La nueva Administración dio este jueves otra señal del cambio de marcha que quiere dar con respecto al mandato de Trump al otorgarle al doctor Anthony Fauci, principal asesor médico del nuevo presidente, el papel de anunciar a la Organización Mundial de la Salud la reincorporación de Estados Unidos, después de que Trump retirara el país de ella.

“Es un honor para mí anunciar que Estados Unidos seguirá siendo miembro de la Organización Mundial de la Salud [OMS]”, dijo Fauci, quien anunció que la nación también apoyará el trabajo de la agencia de salud de la ONU para llevar vacunas, terapias y diagnósticos a las personas necesitadas, ya sea en países ricos o pobres.