Leave a comment

family

Source: EL Pais / EL Pais

Siria era el mejor país árabe para vivir, el más tranquilo, pero hoy es un inferno dice Boushra Alissi, de 45 años de edad. Alissi y su esposo Ossama y sus dos hijos uno de 15 años de edad y una chávela de 12 años de edad. Desde el jueves estan en el centro de acogida de Ceuta, donde conviven con otras 657 personas casi todos subsaharianos.

Las familia pago dos miles de euros para conseguir un pasarte falsificado. Esta familia ha tenido mucha suerte. Salieron del país antes de que el ejército del régimen de Bashar al Asad comenzara las primera acciones contra la población civil. Eso fue hace cuatro años. Viajaron en avión hasta Argelia y de ahí a Marruecos, donde han permanecido este tiempo hasta que se agravo la infección en una pierna de Ossama

“Hemos estado bien, nos han tratado como personas, mis niños han ido a la escuela y nos hemos buscado la vida, pero nos gustaría instalarnos en Alemania o en Bélgica, donde mi marido tiene familia, y volver a empezar,” digo Alli.

Esta familia la ha perdido todo. Tenían dos casa, choche, los hijos estudiaban en buenos colegios y incluso saben inglés. Ossama era comerciante en el bazar de Damascos e incluso tenían un restaurante de comida árabe. Cuando escucharon las primeras bombas vendieron todo y se salieron corriendo sin mirar atrás.

“Lo hemos perdido todo…amigos, vecinos. Mi ciudad ya no existe somos una tierra muerta. Lo hemos perdido todo y allí no queda nada de la cuidad en lq que yo vivía des de mi infancia.” Dijo Boushra.

comments – add yours
×