A knife placed on a cutting board

Source: Medioimages/Photodisc / Getty

Una mujer de 36 años de edad, de Kansas City se enfrenta a cargos de asesinato después de que su hija menor fue encontrada muerta.

Marie J, Chishahayo está siendo acusada de asesinato en segundo grado, además de cuatro cargos de abuso y negligencia infantil, según KCTV.

De acuerdo con documentos de la corte, la policía fue llamada a un complejo de apartamentos en East 13th y Vine Street el 5 de marzo. Los policías dicen que había un niño quemada.

Una niña de 2 años de edad, fue encontrada muerta y su hermana de 3 años de edad fue llevada al hospital “Children’s Mercy Hospital.” Un niño de 9 años de edad y otro de 5 meses fueron encontrados en el apartamento.

Documentos de la corte dicen que un hombre que se identificó como el hermano de la madre dijo que vio por última vez a su hermana y a sus sobrinos el 26 de febrero cuando se quedó la noche y no vio ningún problema. Dijo que una camioneta de una iglesia había tratado de recoger a su hermana y sus sobrinos el domingo, pero la hermana no quiso abrir la puerta, también no contestaba las llamadas telefónicas de familiares.

El hermano le dijo a la policía que fue al apartamento el jueves y su sobrino de 9 años de edad fue el que abrió la puerta. Cuando sus hijos intentaron de ir hacia arriba para jugar, Chishahayo los detuvo y dijo que estaban dormidos.

De acuerdo con documentos de la corte la casa estaba en desorden con los platos y muebles rotos. Cuando el hermano subió encontró una puerta de una habitación cerrada con llave y la madre dijo estaban dormidos y que todo estaba bien.

El hermano encontró a su sobrina de 3 años de edad debajo una cobija gritando “Mami, me estás haciendo mucho daño.” Luego levanto la otro cobijo y encontró a su otra sobrina de 2 años de edad muerta.

La madre le dijo a la policía que ella no había golpeado a sus hijos. Pero ella dijo que su hijo de 9 años de edad si los había goleado de castigo. Ella dijo que su hijo le dijo que calentara un chuchillo para quemar a una de las niñas por todo el cuerpo. La madre permitió que su hijo de 9 años hiciera esto porque Dios le había dicho

×