Joe Hogsett

Source: amos / amos

FOX59 .- Frente a una nueva oleada de COVID-19, el alcalde Joe Hogsett y la directora del Departamento de Salud Pública del condado de Marion, la Dra. Virginia Caine, anunciaron sus restricciones más estrictas desde que comenzó la pandemia.

Hogsett dijo que el aumento actual de casos representa un cambio fundamental de la propagación pública a la propagación del coronavirus en eventos privados y hogares.

Los indicadores de propagación comunitaria incluyen eventos y reuniones en lugares cerrados, trabajadores que regresan a las oficinas, bodas y funerales.

“Las reuniones sociales en su casa son tan peligrosas [como las públicas]”, dijo Hogsett.

La orden de salud pública incluye una variedad de cambios que afectan a bares, lugares de entretenimiento, restaurantes, gimnasios y reuniones sociales.

Además, Caine dice que todas las escuelas del condado de Marion deben regresar a las clases virtual a más tardar el 30 de noviembre.

Los cambios que Hogsett y Caine anunciaron y que entrarán en vigencia el próximo lunes son los siguientes:

  • Lugares de entretenimiento y bares estarán limitados al 25% de la capacidad interior, con un 100% de capacidad permitida en el exterior
  • Para restaurantes, capacidad reducida en interiores al 50% y 100% permitida al aire libre
  • Los lugares de entretenimiento en vivo deben desalojar a todos los clientes a las 12 a.m.
  • Se prohibe los buffets de autoservicio, y las barras de ensaladas
  • No se permitirá karaoke
  • Tamaño máximo de fiesta reducido a 6 en bares y clubes
  • Bodas, conciertos, eventos deportivos limitados al 25% de su capacidad
  • Gimnasios y centros de fitness regresan al 25% de su capacidad
  • El horario de cierre a medianoche se extiende a todos los negocios de hospitalidad y entretenimiento, incluido el entretenimiento en vivo
  • Servicios religiosos limitados al 75% de la capacidad interior
  • Reuniones sociales limitadas a 25 personas o menos
  • Bibliotecas, funerarias y ferias de comidas de centros comerciales serán reducidos al 50% de su capacidad interior
  • Lugares culturales, locales de música, sitios turísticos y otros negocios no esenciales funcionarán solo al 25% de su capacidad
  • El condado de Marion requerirá una prueba de coronavirus negativa dentro de las 72 horas para visitar un centro de atención a largo plazo
  • A más tardar el 30 de noviembre, todas las escuelas del condado de Marion volverán a las clases virtuales; incluye todos los grados K-12
  • A partir del 30 de noviembre, las actividades extracurriculares y los eventos deportivos solo incluirán participantes, padres o tutores y personal de apoyo.
  • La orden de clases virtuales en las escuelas culmina el 15 de enero de 2021

Caine anunció que el pasado miércoles el condado reportó más de 700 casos. A ella le preocupa que el condado de Marion llegue a 1,000 casos en un solo día, alcanzando niveles no vistos desde principios de la pandemia.

“Este es nuestro punto crítico”, dijo Caine, implorando a las personas que sigan las pautas de salud y seguridad para evitar otro cierre o una orden de quedarse en casa.

Según Caine, la tasa de positividad alcanzó el 10,3% el 4 de noviembre. El condado pretende tener una tasa de positividad del 5% o menos. Los hospitales se están llenando de pacientes con COVID-19; el 7 de octubre, el condado informó sobre 10 pacientes con COVID-19 por día, pero eso ha aumentado a 16 pacientes por día.

Caine dijo que la tasa de mortalidad es constante y se mantiene relativamente plana.

Caine estableció un umbral de tasa de positividad del 13% para que todas las escuelas se vuelvan virtuales; Si bien el condado está por debajo de eso actualmente, no cree que los estudiantes estén seguros debido a la cantidad de propagación comunitaria.

Ese es el razonamiento para exigir que todas las escuelas se vuelvan virtuales a más tardar el 30 de noviembre. Caine instó encarecidamente a las escuelas que tienen la capacidad de volverse virtuales en este momento a hacerlo.

Hogsett dijo que la temporada navideña de este año será diferente a cualquier otra.

“Quiero ser franco: no hay forma responsable de pretender que este Día de Acción de Gracias y la temporada navideña que sigue será de alguna manera normal”, dijo Hogsett. “Quiero instar a los residentes a reducir sus celebraciones de Acción de Gracias”.

Sugirió reuniones virtuales y comer al aire libre si es posible. También recomendó ponerse en cuarentena después de las reuniones, una medida que cree que ayudará a frenar la propagación.

“Decidir hacer estas cosas realmente podría ser una decisión de vida o muerte para sus seres queridos”, dijo. “Eso es sombrío, y sé que lo es”.