24296341

Source: R. Michael Stuckey / Getty

Telemundo Noticias .- La Administración de Alimentos y Drogas (FDA, en inglés) declaró este lunes una autorización de emergencia de la terapia de anticuerpos monoclonal de la farmacéutica Eli Lilly para tratar pacientes con síntomas leves a moderados de COVID-19.

Pruebas del fármaco bamlanivimab de Eli Lilly que se administraba junto con el medicamento antiviral remdesivir en pacientes hospitalizados fueron descontinuadas a fines de octubre, luego de que investigadores federales concluyeran que esta combinación de medicinas no producía una mejoría en la población objetivo.

¿En qué se diferencia la nueva autorización de las pruebas canceladas?

Ahora, el uso del anticuerpo monoclonal bamlanivimab ha recibido una autorización de emergencia de la FDA para pacientes mayores de 12 años que estén en mayor riesgo de requerir una hospitalización. A diferencia de las pruebas canceladas en octubre, en esta ocasión no se administrará el bamlanivimab junto con el remdesivir ni se usará para pacientes que ya estén hospitalizados.

“Si bien se sigue evaluando la seguridad y la eficacia de esta terapia en investigación, bamlanivimab ha demostrado en estudios clínicos que reduce las hospitalizaciones o visitas a la sala de emergencias en pacientes de alto riesgo de progresión de la enfermedad, en un rango de 28 días posteriores al tratamiento, comparado con el uso de un placebo”, indicó la agencia federal en un comunicado de prensa.

El tratamiento es similar al que recibió el presidente, Donald Trump, cuando enfermó de coronavirus a principios de octubre, con la excepción de que el mandatario también recibió otros medicamentos como el remdesivir. El exgobernador de Nueva Jersey Chris Christie también se sometió a la terapia con bamlanivimab cuando se infectó con el virus.

El Gobierno llegó a un acuerdo en octubre para comprar y suministrar gran parte de la producción inicial del medicamento de Eli Lilly.

Solo un medicamento, el remdesivir de Gilead Sciences, tiene la aprobación completa de la FDA como tratamiento para el COVID-19. Las pautas del Gobierno también respaldan el uso de la dexametasona y otros esteroides para ciertos pacientes hospitalizados gravemente enfermos.

Otro tratamiento tiene ahora una designación de uso de emergencia: plasma convaleciente o sangre de sobrevivientes de COVID-19. Sin embargo, ningún estudio lo suficientemente grande ha demostrado que sea más eficaz que la atención habitual sola.

El nuevo fármaco es parte de una familia emergente de terapias biológicas que ofrecen un nuevo enfoque prometedor para prevenir enfermedades graves y la muerte por COVID-19. Los expertos dicen que los medicamentos infundidos podrían servir como un puente terapéutico para ayudar a controlar el virus hasta que las vacunas estén ampliamente disponibles.