Voter Registration

Source: Getty Images / Getty

Infobae .- La pandemia del coronavirus cambió todo en el 2020, incluyendo las expectativas sobre el acto final de la elección.

Un incremento masivo en votos por correo y votos adelantados, porque muchos votantes intentan evitar casillas abarrotadas, ha modificado el calendario de cuándo y cómo son contadas la mayoría de las boletas, lo que provoca incertidumbre sobre la fecha en la que habrá resultados definitivos. Algunos estados ya excedieron el total de votantes de 2016, y los expertos esperan que el ritmo de votaciones por correo varíe entre 50 y 70 por ciento durante el otoño, comparado con el 26 por ciento de 2016. Por primera vez en la historia, la mayoría de los estadounidenses estarían votando antes del día de la elección.

Como resultado, mientras que muchos estadounidenses están acostumbrados a votar el día de la elección y a conocer los resultados esa misma noche, la elección de 2020 más bien pondrá fin a un período prolongado de votaciones y comenzará una etapa de conteo relativamente larga. Algunos estados planean reportar resultados la noche del 3 de noviembre, pero otros esperan que tome más tiempo, dependiendo de cuándo comenzaron a procesar y a contar votos por correo. Incluso en un año electoral regular, el conteo de boletas siempre excede la noche de la elección. Los resultados no son oficiales hasta que los estados no los certifican, a veces semanas después de la votación.

El Washington Post quiere preparar a sus lectores para lo que pasará bajo estas circunstancias inusuales. Aquí algunas de las preguntas más frecuentes sobre qué sabremos y cuándo.

¿Cuándo sabremos quién ganó la carrera presidencial?

Es difícil decirlo, tanto para la elección presidencial como para los puestos locales. Sabemos que varios estados no tendrán resultados completos por varias semanas.

Mientras tanto, los resultados preliminares en algunos estados clave podrían dar suficiente información para declarar un ganador. Estados que tienen permitido procesar y contar boletas antes de la elección y que tienen un alto porcentaje de votos adelantados y votos por correo podrían liberar una proporción importante de los resultados antes del cierre de casillas.

Las declaraciones de victoria de los candidatos son irrelevantes.