Ukraine Covid Doctors

Source: WENN/Avalon / WENN

La Agencia de Alimentos y Medicamentos (FDA, en inglés) aprobó este jueves el medicamento antiviral remdesivir de la compañía Gilead Sciences como un tratamiento para el COVID-19.

Aunque la FDA ya había autorizado el uso de emergencia del remdesivir en mayo para pacientes hospitalizados, se trata del primer fármaco que recibe la autorización formal en Estados Unidos para tratar el coronavirus.

El antiviral, que la compañía Gilead ha llamado Veklury, se administra por vía intravenosa y se ha probado que en promedio reduce el tiempo de recuperación en cinco días, según un amplio estudio dirigido por los Institutos Nacionales de Salud.

Sólo los pacientes hospitalizados por coronavirus podrán acceder al medicamento Veklury, que fue aprobado para personas de 12 años en adelante que pesen al menos 88 libras (40 kilos).

La FDA permitirá el uso del medicamento para pacientes menores de 12 años en ciertos casos, bajo su previa autorización de emergencia.

El fármaco actúa inhibiendo una sustancia que el virus usa para hacer copias de sí mismo. Antes de que los pacientes comiencen a usarlo deben hacerse algunas pruebas. Y la etiqueta advierte contra su uso simultaneo con la hidroxicloroquina, un medicamento contra la malaria, porque puede inhibir su eficacia.

“Ahora tenemos suficiente conocimiento y un creciente conjunto de herramientas que nos ayudan a combatir el COVID-19”, dijo el director médico de Gilead, el doctor Merdad Parsey, en un comunicado.

El medicamento ha sido aprobado o temporalmente autorizado en unos 50 países, anotó Parsey.

El presidente, Donald Trump, recibió remdesivir como parte del coctel de medicamentos que se le administraron a principios de este mes cuando se le diagnosticó COVID-19.

Gilead cobra 2,340 dólares por el tratamiento completo a las personas cubiertas por programas de salud gubernamentales en Estados Unidos y en otros países desarrollados y cobra 3,120 dólares para pacientes con seguro privado. La cantidad que los pacientes pagan de su bolsillo depende del seguro, los ingresos y otros factores.

Hasta ahora, se ha demostrado que sólo un tratamiento, los esteroides como la dexametasona, reduce el riesgo de muerte por COVID-19.

La FDA también ha otorgado una autorización de emergencia para usar el plasma sanguíneo de los sobrevivientes y dos compañías están buscando una autorización similar para medicamentos de anticuerpos experimentales.