US-CONGRESS-HEALTHCARE-OBAMACARE-POLITICS

NICHOLAS KAMM

Telemundo Noticias .- Las duras negociaciones para aprobar un nuevo paquete de ayuda por la pandemia de COVID-19 están a punto de reanudarse este lunes, pero el camino a seguir promete ser difícil. Tanto el equipo negociador de la administración Trump, como los principales demócratas del Congreso informaron de progresos durante el fin de semana, incluso cuando destacaron sus diferencias.

La administración Trump está estudiando la posibilidad de avanzar con medidas unilaterales si no logra un acuerdo con los demócratas, aseguraron dos fuentes anónimas a The Washington Post.

Pero no está claro qué pasos puede dar la Administración sin la ayuda del Congreso.

La Casa Blanca está buscando lanzar otra ronda de pagos de estímulo de 1,200 dólares y la ampliación de la ayuda por desempleo, así como la prohibición parcial de desalojos, temas que ha señalado como prioritarios el presidente, Donald Trump.

La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, también parece decidida a llegar a un acuerdo, pero ha dejado claro que necesita mucho dinero para los gobiernos estatales y locales, los subsidios de desempleo y la ayuda alimentaria.

Este domingo, el secretario del Tesoro Steven Mnuchin rechazó en una entrevista en ABC la afirmación de Pelosi de que el Partido Republicano es el culpable del estancamiento en las negociaciones. El político aseguró que él y Mark Meadows jefe de Gabinete de la Casa Blanca estarán en Washington “todos los días hasta llegar a un acuerdo”.

Pelosi insistió en que la Administración se resiste a un plan de salud pública para combatir la pandemia. “Es uno de los puntos sobre los que aún no hemos llegado a ningún acuerdo”, aclaró la demócrata a ABC.

La demócrata aseguró que consideraría la reducción del beneficio de 600 dólares para los estados con menores tasas de desempleo. Los republicanos quieren recortar estas ayudas para animar a los beneficiarios a volver al trabajo. Dicen que es una mala política ya que paga a muchos desempleados más dinero del que ganaban en sus trabajos anteriores.

Otro punto conflictivo es que los republicanos quieren dar más ayuda para las escuelas que están volviendo a abrir sus aulas, incluso como la doctora Deborah Birx, la principal asesora de Trump sobre el coronavirus, advirtió que las escuelas en las zonas con picos de casos deben retrasar la reapertura.