Indiana pasó a la Fase 4 de reapertura de su economía, mientras que los muertos y casos positivos de COVID-19 se acumulan en el estado.