A man reaches the top of the escalator, 20 November 2004. NCH Picture by RYAN O

Fairfax Media

Según informó The Indy Channel, Simon Property Group reabriró las puertas de sus tres centros comerciales en Indianápolis: Castleton Square Mall, Circle Center Mall y Fashion Mall en Keystone, bajo su “Política de control de exposición COVID-19″luego que expirara la orden de permanencia en el hogar decretada por el alcalde de la ciudad Joe Hogsett.

“Los protocolos mejorados de seguridad de Simon Property Group fueron enviados a todos los inquilinos, de quienes se espera que cumplan con las mismas políticas rigurosas en los espacios de sus tiendas”, decía el comunicado. “Además, las propiedades han unido fuerzas con organizaciones locales sin fines de lucro para apoyar iniciativas destinadas a ayudar a aquellos que sufren dificultades como resultado de COVID-19”.

Estas serán algunas de las medidas tomadas como protocolo de seguridad, implementadas en estos centros comerciales ubicados en el condado de Marion:

  • Higiene y desinfección mejoradas utilizando los productos aprobados por los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) con énfasis en lugares de alto tráfico como comedores, baños, escaleras mecánicas, escaleras, directorios, contenedores de basura y pomos de las puertas.
  • Máscaras protectoras, toallitas desinfectantes y pruebas de temperatura en las entradas u oficinas de la propiedad, así como el incentivo de exámenes de salud previos a la visita para garantizar que los compradores se queden en casa si han padecido COVID-19 o síntomas similares a la gripe dentro de las 72 horas.
  • Se desplegarán estaciones de desinfección de manos en todas las propiedades.
  • Se mostrará de manera destacada en todas las propiedades la señalización que promueve las pautas de los CDC para mantener la higiene personal.
  • Examen de salud a los empleados para garantizar que estos no asistan a sus trabajos si han presentado síntomas similares a la gripe o de COVID-19 por 72 horas.
  • Protecciones de seguridad para los empleados, incluida la implementación de los protocolos de los CDC que incluye el lavado de manos frecuente, y ofrecer equipos de protección personal además de otras prácticas recomendadas por los CDC.
  • Cumplimiento de las prácticas de distanciamiento social, incluidas las limitaciones de ocupación, el espacio de muebles y baños, el cierre de áreas de juego y cochecitos, así como el flujo coordinado del tráfico con señalización de tráfico y marcadores de distancia.

“La salud, la seguridad y el bienestar de aquellos a quienes servimos siempre será nuestra máxima prioridad, y hemos desarrollado un conjunto exhaustivo y detallado de protocolos que destacan las medidas excepcionales que hemos implementado para proteger a los compradores, minoristas y empleados a medida que reabrimos” dijo John Rulli, presidente de Simon. “También reconocemos que los individuos y las familias en nuestras comunidades están sufriendo dificultades considerables como resultado de COVID-19 y el cierre económico, y creemos que la reapertura de nuestras propiedades no solo ayudará a las personas volver a trabajar durante estos tiempos difíciles, pero también nos permite usar nuestras propiedades para apoyar aún más las iniciativas de caridad”.