US-VOTE-REPUBLICANS-CONVENTION

JIM WATSON

En su actualización diaria de COVID-19 el lunes, el gobernador Holcomb confirmó que la orden de quedarse en casa continuaría hasta las 11:59 p.m. el 1 de mayo.

Los procedimientos clínicos electivos se están reabriendo por etapas. A partir del martes, los hospitales pueden realizar procedimientos de diagnóstico. Si el inventario de suministros se mantiene, los procedimientos electivos pueden reanudarse la próxima semana para otras prácticas.

Puede leer la orden ejecutiva completa aquí..

Como punto de aclaración, dijo que los viveros, invernaderos y peluqueros para mascotas ya pueden estar abiertos.

Holcomb señaló que las pautas de distanciamiento social de Indiana han ayudado a aplanar la curva.

Holcomb dice que recibió comentarios del sector empresarial sobre los planes de reabrir algunos negocios de manera segura en algún momento en las próximas semanas.

“Volveremos al trabajo cuando sea seguro hacerlo”, dijo.

La comisionada de salud del estado de Indiana, Kristina Box, dijo que Indiana comenzaría a incluir casos presuntamente positivos en el total de muertes del estado.

Cuando se le preguntó acerca de los que protestaban por la orden de quedarse en casa, el gobernador Holcomb dijo que aunque respeta sus derechos, “no están ayudando”.

Llamó a las protestas como una “placa de Petri” potencial para propagar el virus, y dijo que podrían retrasar el progreso del estado.

Holcomb dijo el viernes que el estado está planeando una reapertura segura de diferentes sectores de nuestra economía, y ha pedido al sector privado de Indiana que envíe sus aportes antes del miércoles 22 de abril.

Se espera que la reapertura sea un proceso gradual y no comenzará hasta que los funcionarios estén seguros de que la pandemia está comenzando a disminuir. Las autoridades dijeron que su principal preocupación es garantizar que los empleados estén seguros.

El lunes por la tarde, el Departamento de Salud del Estado de Indiana (ISDH) reportó 505 nuevos casos de coronavirus, para un total de 11,686 casos. Indiana ahora tiene 569 muertes atribuibles a COVID-19, y se han realizado más de 64,000 pruebas.

Fuente: FOX59.