Leave a comment

pinal_139413800662___630x47306 MAR (MEX) .- Esta y otras vivencias formarán parte de la biografía autorizada de Silvia Pinal, escrita por Ana María Vásquez. De igual manera, hablará sobre la muerte de Viridiana, las adicciones de Alejandra Guzmán y el rechazo que la primera actriz sufrió por parte de su padre biológico. En cuanto al terrible episodio que da título a este artículo, la autora explicó en el programa “Al Rojo Vivo”: “Le lanzó un balazo y la estaba buscando para matarla por ataque de celos. En el libro está con lujo de detalles todo lo que pasó. [Silvia Pinal] todavía conserva esa cabecera donde se incrustó la bala en su casa de Acapulco. Tuvo que tomar terapia para poder seguir adelante. Cuando llegó a pedir ayuda, llegó con la cara golpeada”. Para la primera actriz, la muerte de su hija Viridiana fue desgarradora: “Durante años no pudo decir que estaba muerta, tuvo que decir que no estaba. Dejó su cuarto como estaba. No quiso tocar el cadáver porque no quiso aceptar que su hija ya no estaba tibia”, agregó Vásquez. Cuando Silvia Pinal se enteró de que Alejandra Guzmán era adicta a las drogas, pensó que se trataba de chismes y no prestó a su hija la atención que necesitaba. “Se arrepiente de no haberlo creído”, concluyó la escritora.

 

comments – add yours
×