Inmigrantes que reciban ayuda pública ahora podrían enfrentar problemas para obtener algún beneficio migratorio especialmente aquellos que buscan hacerse residentes permanentes a través de peticiones de familiares. Los nuevos parámetros de lo que es considerado una carga pública van desde la edad, el estado de salud de la persona, su nivel educativo e incluso su dominio del idioma inglés y su nivel de ingresos además de los programas públicos.