Leave a comment
President Trump Unveils His Infrastructure Initiative With State And Local Officials In The State Dining Room Of White House

Source: Chip Somodevilla / Getty

Los congresistas demócratas y el presidente, Donald Trump, están cerca de llegar a un acuerdo sobre presupuestos y seguridad fronteriza, que podría anunciarse en las próximas horas y desactivaría la posibilidad de un nuevo cierre del Gobierno federal. La clave puede ser cambiar la idea de muro fronterizo, que los liberales rechazan de plano y Trump considera innegociable, por una “valla mejorada”, según informa el grupo McClatchy.

“Es completamente posible que tengamos un acuerdo a tiempo”, ha asegurado el senador demócrata Jon Tester. El republicano Richard Shelby ha indicado por su parte que la negociación sigue “una trayectoria positiva”. Por su parte, Trump afirmó “podría haber acuerdo”, según la agencia de noticias Reuters.

La fecha límite es el 15 de febrero, cuando varias agencias y servicios federales vuelven a quedarse sin presupuesto, como sucedió el 22 de diciembre; entonces, la falta de acuerdo entre Trump y los demócratas, que controlan la Cámara de Representantes, provocó una crisis política que duró 35 días, hasta que el presidente capituló tras un incidente de seguridad aérea.

Las posibilidades de que eso se repita son ahora “cero o cerca de cero”, según el congresista republicano Chuck Fleischmann, que ve posible “quizá” lograr financiación para algún tipo de barrera fronteriza, según informa la web Politico.

En diciembre, Trump exigió 5.700 millones para construir una valla de acero en la frontera y contratar más jueces y agentes de inmigración, e incluyó una reforma legal que, entre otras medidas, restringiría el derecho al asilo. Su plan fue rechazado por el Senado, donde los republicanos tienen mayoría pero necesitan del respaldo demócrata para aprobar medidas presupuestarias.

Los demócratas, hasta ahora, sólo habían estado dispuestos a aceptar destinar 1.600 millones a seguridad fronteriza (la misma cifra que aprobaron los republicanos el año pasado), y sin posibilidad de dedicarlos a construir el muro. Su propuesta fue aprobada por la Cámara de Representantes, pero los republicanos se han negado a votarla en el Senado porque consideran que sería rechazada por Trump.

Una nueva propuesta demócrata acepta aumentar esa cifra para, entre otras medidas, contratar agentes para los puertos fronterizos (donde miles de solicitantes de asilo se encuentran con que sólo se tramitan entre 20 y 100 peticiones al día), y para mejoras tecnológicas contra el contrabando de droga.

Queda por ver si el nuevo plan incluye algún cambio para los soñadores, a quienes Trump ofreció una prórroga temporal pero cerrando cualquier camino a la residencia permanente. Algunos demócratas consideran una línea roja no sólo financiar el muro sino también destinar más dinero al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), para quien Trump exigía 1.000 agentes más.

comments – add yours
×