La actual parálisis del gobierno supera a la que protagonizó la administración Clinton, mientras miles de trabajadores siguen sin recibir su paga.

×