Undocumented immigrant leaves sanctuary to occupy Sen. Casey office in Philadelphia

Source: NurPhoto / Getty

El cierre de gobierno ya suma 15 días y tiene afectaciones en diversas áreas, pero en el caso de las oficinas del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) esos impactos son parciales, debido a que se consideran escenciales para los Estados Unidos.

Esto incluye las oficinas de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) y el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), las cuales son “necesarias para preservar la seguridad de la vida humana o la protección de la propiedad”, indica la organización The New Americans Campaign.

Eso significa que “La Migra” continúa con sus investigaciones y operativos para la detención de inmigrantes indocumentados durante el conflicto entre el Congreso y el presidente Donald Trump por $5,600 millones de dólares para el muro y la seguridad en la frontera.

Además el Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) opera en gran parte con recursos de los solicitantes de sus servicios, es decir, de todos aquellos inmigrantes y solicitantes de visas y permisos de trabajo.

“La mayoría del financiamiento de USCIS se deriva de las tarifas pagadas por las personas que presentan solicitudes para solicitar beneficios y servicios de inmigración”, confirmó al agencia en un reporte sobre un cierre de gobierno de inicios de 2018. “Recibe más del 95 por ciento de su financiamiento anual de los ingresos de tarifas recaudados para apoyar el procesamiento de los casos de inmigración de estos individuos”.

En diciembre, cuando comenzó el actual cierre, USCIS indicó a los inmigrantes que podían acudir a sus citas para huellas dactilares, así como entrevistas.

Una inmigrante consultada por este diario -que prefirió omitir su nombre-confirmó que el 3 de enero acudió si contratiempos a la oficina de USCIS en Hicksville, Nueva York, para continuar su proceso de naturalización, donde pudieron tomar sus huellas dactilares, tomarle una foto y entregarle su libro de estudio cívico para su examen.

Otras áreas afectadas, debido a que necesitan recursos públicos, son:

-El EB-5 Programa del Centro Regional para Inmigrantes Inmigrantes. Estos centros promueven el crecimiento económico de EEUU y USCIS designa centros regionales para la participación en el Programa de Inversionistas Inmigrantes.

-Médicos con visa J-1. Este programa permite a los médicos J-1 solicitar una exención del requisito de residencia de dos años después de completar el programa de visitante de intercambio.

-Trabajadores religiosos no ministeriales. Esta categoría especial de inmigrantes les permite a los no ministros en vocaciones y ocupaciones religiosas inmigrar o ajustar el estado en los Estados Unidos para realizar trabajo religioso en un puesto compensado de tiempo completo.

En cuanto al resto de DHS, aproximadamente el 85 por ciento de los empleados continuaría trabajando, según el Servicio de Investigación del Congreso (CRS), reportó New Americans.

×